miércoles, 30 de mayo de 2012

PROSTATECTOMIA.

PROSTATECTOMIA.
La glándula prostática es un órgano que se encuentra en la base de la vejiga en los hombres. Es posible que sea necesario destruir o extirpar quirúrgicamente los tejidos en dicha glándula si esta se encuentra inflamada.
Un agradecimiento de la próstata puede causar problemas para orinar e infecciones urinarias. Estos síntomas a menudo se pueden aliviar con la extirpación parcial o total de la glándula prostática, lo cual se puede llevar a cabo de muchas maneras, dependiendo del tamaño de la próstata y de la causa de su agrandamiento.
Los tres procedimientos más comunes para la extirpación quirúrgica de la glándula prostática cuando no hay cáncer son:
·         Resección transuretral de la próstata (TURP, por sus siglas en ingles).
·         Prostatectomia con laser.
·         Prostatectomia abierta.
La decisión con respecto al tipo de prostatectomia que se debe realizar depende del tamaño de la glándula prostática. Para las próstatas de mas de 30 gramos y de menos de 80 gramos (este numero depende de la experiencia del cirujano) se recomienda la TURP. Si la próstata es de más de 90 gramos, se recomienda una prostatectomia abierta.
TURP:
La resección transuretral de la próstata es el procedimiento quirúrgico mas común para la hiperplasia prostática beniga (HPB). La TURP se realiza utilizando anestesia raquídea o general. Primero, se inserta un tipo especial de cistoscopio (instrumento similar a un tubo) es el pene atreves de la uretra hasta la glándula prostática.
Luego, se introduce un instrumento cortante especial a través del cistoscopio para extraer la glándula por partes. Se utiliza corriente eléctrica para detener el sangrado durante la cirugía, lo cual se denomina cauterización.
Después de la cirugía, se coloca un catéter de Foley dentro del cuerpo para ayudar a eliminar la orina, que aparece inicialmente muy sanguinolenta, pero se aclara con el tiempo.
Se puede conectar una solución liquida al catéter para irrigar el área e impedir que la sonda se obstruya con sangre o tejidos. El sangrado disminuye gradualmente y el catéter se retira en 1 a 3 días. La persona debe permanecer en el hospital de 1 a 3 días.
Prostatectomia con laser:
La prostatectomia con laser utiliza haces de la luz para destruir el tejido prostático. Este procedimiento generalmente se lleva a cado de manera ambulatoria y generalmente no requiere hospitalización.
El rayo laser destruye cualquier tejido prostático que este bloqueado la abertura de la uretra y la salida de la vejiga, lo cual mejora la tasa de flujo urinario y reduce los síntomas de HPB. Se puede colocar un catéter de Foley para ayudar a drenar la vejiga después de la cirugía. Dicho catéter generalmente se deja en el lugar por unos cuantos días después del procedimiento.
Ablación transuretral son aguja (tuna, por sus siglas en ingles):
La ablación transuretral son aguja es un tratamiento mínimamente invasivo para un agrandamiento de la próstata y se lleva a cabo mientras la persona se encuentra bajo el efecto de sedación o anestesia local. El cirujano utiliza una cámara para observar la próstata e introduce agujas hacia el área. Ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) calientan las agujas y el tejido prostático, el cual se va encogiendo durante un periodo de 2 a 12 semanas. Se puede colocar un catéter en Foley para ayudar a drenar la vejiga. Este procedimiento se lleva a cabo comúnmente en un consultorio medico.
La prostatectomia supra púbica se realiza utilizando anestesia general o raquídea. El paciente regresa de la cirugía con un catéter de Foley colocado y ocasionalmente un catéter supra púbico insertado en la pared abdominal para ayudar a drenar la vejiga. Se puede conectar una solución para irrigar la vejiga a través del catéter con el fin de lavarlo continuamente y evitar que se obstruya con sangre. Igualmente, se puede colocar un tubo de drenaje en la cavidad abdominal para ayudar a drenar el exceso de sangre y líquidos del área.
La orina del paciente puede parecer inicialmente muy sanguinolenta, pero esto debe resolverse en pocos días. El catéter Foley y los catéteres supra púbicos permanecerán en su sitio entre 5 días y algunas semanas hasta cuando la vejiga haya sanado lo suficiente.
Indicaciones:
La extirpación de la próstata se puede recomendar en los siguientes casos:
·         Incapacidad para vaciar completamente la vejiga (retención urinaria).
·         Sangrado recurrente de la próstata.
·         Cálculos vesicales con agrandamiento de la próstata.
·         Micción extremadamente lenta.
·         Cáncer de próstata en etapa A o B.
·         Aumento de la presión sobre los uréteres y riñones (hidronefrosis) por la retención urinaria.
La cirugía se la próstata no es recomendable para hombres que presenten:
·         Trastornos de la coagulación sanguínea.
·         Enfermedad de la vejiga (vejiga neurogena).

Riesgos:
Los riesgos que implica cualquier procedimiento con anestesia son:
·         Reacciones a los medicamentos.
·         Problemas respiratorios.
Los riesgos que implica cualquier cirugía son:
·         Sangrado.
·         Infección.
Los riesgos adicionales son, entre otros:
·         Problemas con el control urinario (incontinencia).
·         Dificultad para lograr y mantener una erección (impotencia).
·         Perdida de fertilidad espermática (infertilidad).
·         Paso del semen hacia la vejiga y no hacia fuera a través de la uretra (eyaculación retrograda).
·         Estenosis uretral (estrechamiento de la salida urinaria).
Expectativas después de la cirugía:
La TURP es particularmente efectiva para eliminar los síntomas del agradamiento de próstata, aunque algunas fuentes han informado que a los 10 años, cerca del 20% de las personas requiere otra cirugía para extraer  tejido prostático adicional. Los pacientes que se recuperan de una cirugía para tratar un agrandamiento de la próstata pueden experimentar ardor al orinar, sangre en la orina, frecuencia urinaria y micción urgente.
La permanencia en el hospital a causa de la prostatectomia abierta es de alrededor de 4 a 7 días y la recuperación completa de la cirugía puede tomar 3 semanas. El consumo de líquidos en abundancia ayuda a eliminarlos a través de la vejiga, pero se debe evitar el consumo de café, bebidas gaseosas y bebidas alcohólicas, ya que pueden causar irritación de la vejiga y la uretra. Por el otro lado, no se deben levantar ningún peso durante 3 a 4 semanas. Además, se puede utilizar un reblandecedor de hacer para ayudar a prevenir el estreñimiento, que puede demorar el proceso de cicatrización.


Bibliografía:


1 comentario:

  1. Estupendo artículo y Blog: Les invitamos a ver las ofertas de empleo en Alemania y Suiza para enfermeras, especialmente de quirófano: http://www.tta-personalmedicina.es Un saludo desde Alemania

    ResponderEliminar